CON MIEL

No te extraño, Dominicana

Más que un poema, esta es una declaración de complicidad. Un sentimiento que empaña la mirada al pensar en la tierra amada. Un trago de ron a la salud del recuerdo y la nostalgia.

Leer más

Con lo sublime de su mirada y su poderosa sonrisa, este loco se deleita, la disfruta y sin etílico mi alma y cuerpo se serenan.


¿Dónde habré dejado mi pluma?

Por momentos pierdes la inspiración porque la musa se fue de paseo, tal vez se escapen las palabras; o se esfuma la más importante herramienta para un poeta: “¿Dónde habré dejado mi pluma?” Por Rafael Henríquez.


El Cubano fue Boxeador

Embarcarse en las profundas aguas de un género como el Cuento, es un reto tan ilusorio como real. En #ConMiel Rafael Henríquez se arriesga a narrarnos cómo “El Cubano fue Boxeador”.


Estás en mis Sueños

Hoy está de cumpleaños esa mujer que es dueña de mi corazón desde su primer latido y lo será en el último. A ella dedico cada una de las letras en un relato ilusorio que me hizo soñar con su ternura. Feliz Cumple Ma’. #CiónMami #TeAmoMa #LaMatrona #HBDMaja: “Estás en mis Sueños”.


Dos tinteros y un poema

Dos líricas se unen, catalizadas por una inspiración que se mezcló en 140 caracteres. Dos locos se muestran poetas en una cadencia que podría ser infinita. “Dos tinteros y un poema”, por: Rafael Castillo y Rafael Henríquez, adorna nuestra sección “Con Miel”.


Rostros Eternos

Cada uno de nosotros llevamos a cuesta un rostro que refleja nuestra humanidad. La exquisita pluma de Rafael Henríquez nos describe en la sección “Con Miel” esos: “Rostros Eternos”.


Definitivamente, “Ella me conoce bien”

No conoces un Lycan con solo saber que lo es, debes interpretar el lenguaje de su fuente de energía, porque en cada haz que desprende describe su naturaleza.
En “Con Miel” les hablo de esa que en verdad sabe de mi. “Ella me conoce bien” por Rafael Henríquez.


Mujer de Ébano

La toda la intensidad evidenciada en la piel tiznada de una hembra ardiente, se manifiesta sin igual en la tácita devoción de este escritor por la tez que encuentra su origen en la mezcolanza con la esclavitud africana siglos atrás. Rafael Henríquez nos brinda el poema en prosa: “Mujer de Ébano”.


No recuerdo cuando empecé a amarte

Tenemos la sensación que desde la gestación misma se manifiesta un vínculo amoroso entre ese nuevo ser que se desarrolla y la encantadora madre que lo acoge en su vientre. La prosa de Rafael Henríquez nos muestra cómo se puede amar mucho antes de recordar cuándo: “No recuerdo cuando empecé a amarte”.