CON HIEL

Hoy no las felicito, hoy las apoyo

Me uno fervientemente a su marcha, a sus reclamos. Enlazo mis fuerzas a las suyas, y levanto mi voz para que esos oídos sordos por elección escuchen, fuerte y claro, el llamado de la equidad.