Google for Education: Una herramienta imprescindible para la innovación educativa

Like
4

Innovar en educación siempre es difícil, sobre todo porque es un término que no dejamos de escuchar y que es a la vez complejo de entender. Estamos habituados a las clases convencionales en las que el profesor es el máximo conocedor de todo, el cual expone una serie de contenidos que forman parte de un currículo académico o programa-país. El aula, es el espacio habitual en el que se imparte la formación, conformada por una pizarra y pupitres ordenados en filas. El número de alumnos por aula puede variar, lo recomendable son de 15 a 20 alumnos por aula, no obstante sabemos que la realidad es otra, superando a veces los 40 estudiantes.

A este contexto hay que añadirle dos conceptos adicionales, que condicionan en cierto modo, no solo nuestra manera de entender la educación en el siglo XXI, sino nuestra forma de desarrollarla, estos conceptos son: la globalización y las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC).

La globalización es un término de ideología neoliberal que nace asociado a fenómenos económicos, es decir, los países, en este caso,  empezaron a reducir sus obstáculos para lograr una mejor integración económica, abriendo su economía a la inversión extranjera e impulsando la comercialización de sus productos con el resto del mundo.  La globalización poco a poco se fue extendiendo y dejó de entenderse solo como el intercambio de bienes, productos y servicios, para dar paso a un fenómeno mundial que incluía además el intercambio de información, el conocimiento y la cultura.  

En este punto observamos que, la globalización abraza de manera significativa a la educación con consecuencias positivas y negativas. El Dr. Yin Cheong Cheng (2002), Expresidente de la World Educational Research Association (WERA) (2012-2014), realiza un análisis de la situación y expone tanto las consecuencias positivas u oportunidades, como las consecuencias negativas o amenazas de la globalización para la educación. Veamos cuáles son estas consecuencias (García, 2016):

Consecuencias positivas (oportunidades):

  • Circulación mundial de los conocimientos y de las competencias necesarias para que se produzcan múltiples evoluciones a distintos niveles;
  • Apoyo mutuo y sinergia, que posibilitan las distintas evoluciones de los países, las colectividades o los individuos;
  • Creación de valores añadidos y mejora de la eficacia gracias a la circulación mundial y al apoyo mutuo en favor de las necesidades locales y del crecimiento;
  • Promoción de la comprensión internacional, la colaboración, la armonía y la aceptación de la diversidad cultural entre países y regiones;
  • Fomento de las comunicaciones, interacciones y de las contribuciones multiculturales a distintos niveles entre los países.

Consecuencias negativas (amenazas):

  • Aumento de la distancia tecnológica y de la brecha digital entre países avanzados y países menos desarrollados que dificulta la igualdad de oportunidades para una repartición mundial equitativa;
  • Creación de más oportunidades legítimas para que un pequeño número de países avanzados domine económica y políticamente a otros países a nivel mundial;
  • Explotación de los recursos locales y destrucción de las culturas indígenas de los países menos avanzados en beneficio de algunos países avanzados;
  • Aumento de las desigualdades y de los conflictos entre las regiones y las culturas;
  • Promoción de las culturas y de los valores dominantes de algunos países avanzados, y aceleración del trasplante cultural de las zonas avanzadas hacia regiones menos desarrolladas. 

Por tanto, la globalización ha permitido no solo el intercambio de conocimiento sino la circulación de competencias y experiencias múltiples del aprendizaje. De esta forma el conocimiento deja de ser considerado como algo lento, escaso y estable para convertirse en un proceso acelerado de saberes, donde la escasez ha dado paso a la infoxicación y la estabilidad a la multivariedad de respuestas, desplazando así las verdades absolutas en pos del conocimiento relativo, donde todo es cuestionado. Una visión global donde comprender nuestra realidad y aprender nuevos significados se convierten en un juego no apto para todos los actores que conforman el proceso educativo.

En medio de esta globalización emergen de manera enérgica las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC), obligando al cuerpo docente a crear nuevos enfoques en las teorías sobre la enseñanza y el aprendizaje. En este caso el verdadero reto de las TIC está en pasar de la fascinación por la adquisición de nuevos equipos informáticos a su integración dentro del currículo académico. En este sentido la tecnología se convierte en una herramienta para el autodesarrollo docente, la gestión pedagógica, la mejora en la calidad de la evaluación académica y la organización de contenidos.

En este caso, el rol del profesor se transforma, evolucionando su papel de mero transmisor de conocimientos al de facilitador y guía.

A estos dos retos se le suma entonces el reto de la innovación educativa. ¿Pero qué es Innovación Educativa? la UNESCO (2014) lo entiende como “un acto deliberado y planificado de solución de problemas, que apunta a lograr mayor calidad en los aprendizajes de los estudiantes, superando el paradigma tradicional. Implica trascender el conocimiento academicista y pasar del aprendizaje pasivo del estudiante a una concepción donde el aprendizaje es interacción y se construye entre todos”.

En este marco, la innovación educativa se convierte en un eje fundamental, en el que cada actor es protagonista de su aprendizaje y colabora de manera activa y permanente con otros, en un entorno de intercambio sin precedentes.

De esta forma nacen iniciativas educativas de colaboración como Google for Education, una solución diseñada para profesores y alumnos, que permite crear y organizar las tareas de forma más eficaz y eficiente a la vez  que posibilita la colaboración y la comunicación.

En la descripción de esta iniciativa Google expone que “no importa el tamaño de tu centro educativo o el presupuesto que tenga. Google proporciona herramientas sencillas que a los alumnos les encantará usar en cualquier momento, desde cualquier lugar donde se encuentren y con cualquier dispositivo.”

Esta aplicación dispone de una serie de servicios, muchos de ellos integrados en la plataforma de Google como son: Correo electrónico (Gmail), herramientas de office (Drive), Calendario, Google sites (wikis), Google Classroom que funge como un centro de control para profesores y alumnos.

Junto a estas facilidades puedes acceder a la sección “Expediciones”, en la que los alumnos podrán realizar excursiones virtuales y explorar lugares maravillosos como arrecifes de coral o visitar la superficie del planeta Marte. Una herramienta para dar vida a las explicaciones del profesor y crear un escenario de aprendizaje más envolvente y curioso.

Google for Education es una aplicación que piensa no solo en la formación del los alumnos, sino también en la de los docentes y en la de los administradores de tecnologías.  Con el lema “el aprendizaje no se detiene”, la plataforma ha diseñado una capacitación gratuita y en línea para el aula, con el objetivo de ayudar a los educadores a optimizar su trabajo. Consta de cinco guías de capacitación en los que abarca temas como:

  1. Capacitación sobre los aspectos básicos (herramientas básicas de Google).
  2. Capacitación avanzada (Pedagogía para integrar las herramientas de Google en el aula).
  3. Capacitación sobre dispositivos (Chromebooks y tablets Android).
  4. Curso para capacitadores (mejora tus capacidades como orador para dictar mejores clases sobre las herramientas de Google).
  5. Curso de ciudadanía digital y seguridad (navega seguro en línea y crea consciencia de ciudadanía digital).

Google también certifica a sus educadores, facilitando una serie de exámenes de conocimiento sobre sus competencias y habilidades adquiridas. Los certificados pueden ser de dos niveles. Así mismo te puedes convertir en Capacitador Certificado o Innovador Certificado. El primero podrá brindar capacitación directa y otros servicios para ayudar a los educadores y a las escuelas a integrar las herramientas de Google de forma más efectiva. El segundo se refiere a formar parte de una comunidad global de educadores que están cambiando la educación en Google y en todo el mundo.

Además de las capacitaciones y certificaciones Google for Education ofrece una serie de recursos en línea para inspirar tus clases y hacerlas más dinámicas.

En un mapa de Google podrás comprobar qué países del mundo utilizan actualmente la aplicación. En esta parte descubrirás diferentes comunidades y escuelas con las que colaborar y compartir experiencias y proyectos. Una muestra más de la globalización positiva a favor de la educación.

En la sección de recursos encontraremos: Programas para educadores y estudiantes, casos de éxito, un apartado para la enseñanza de la informática y su posible financiamiento, otro para la Educación global con videos y charlas educativas y otra de consejos prácticos para la transformación del centro educativo.

Google for Education es una herramienta completamente gratuita para centros educativos que cuenten con un dominio propio. Además ofrece asistencia personal 24 horas al día los 7 días de la semana.

A continuación un video explicativo, que despejará alguna que otra inquietud:

Como podéis ver en TecnoTopics siempre traemos alguna que otra solución para mejorar la pedagogía, la didáctica y el aprendizaje a través de la tecnología. Ahora es tu turno, si conoces y utilizas Google for Education, comparte tu experiencia con nuestra comunidad, si no ¿A qué esperas? El universo Google te espera!

Hasta la semana que viene!

Bibliografía

García, C. (24 abril 2016). Ssociólogos. Blog de Actualidad y Sociología [Entrada en un blog]. Recuperado de: http://ssociologos.com/2016/04/24/la-influencia-de-la-globalizacion-en-la-educacion/

Unesco (2016). Texto 1. Innovación Educativa. [PDF file]. Lima: Representación de la UNESCO en Perú. Recuperado de: http://unesdoc.unesco.org/images/0024/002470/247005s.pdf

 

 

Por Izaskun Herrojo Salas │ @Izaskun │ Para Con Miel y Con Hiel Mass Media │ Con Información de Con Miel y Con Hiel Mass Media

Like
4

About the Author

Izaskun Herrojo Salas
(Madrid, España). Licenciada en Documentación por la Universidad Carlos III de Madrid, Especializada en Documentación Informativa, Magíster en Tecnología, Aprendizaje y Educación e Investigadora en formación (Doctoranda) por la Universidad del País Vasco/ Euskal Herriko Unibertsitatea. Actualmente dirige el Departamento Hemeroteca-Biblioteca del Archivo General de la Nación y gestiona el Área de Servicios de la Biblioteca Juan Bosch. Anteriormente ha desarrollado su experiencia profesional en diversas productoras de televisión en España como: Gestevisión, Cuarzo, la Fábrika de la Tele, Atlas o Globomedia, gestionando la documentación audiovisual y sonora de programas de televisión y cine. Su vocación por la biblioteca y la cooperación le llevaron a ganar dos becas de la Universidad Carlos III de Madrid en temas relacionados con el voluntariado y la cooperación interuniversitaria en los años 2007 y 2009. Asimismo ha desarrollado proyectos solidarios en España, Chile, República Dominicana y Benin. Entre los años 2003-2006 desarrolló la iniciativa “la hora del cuento” en diversos colegios públicos de la Comunidad de Madrid.