EduPills la App profesional para la formación de los docentes

Like
6

Esta semana en TecnoTopics hablaremos de EduPills una aplicación móvil que está revolucionando la formación de los docentes y que ha sido reconocida como el Proyecto más Innovador del año en los Open Awards 2017.

Edupills es una aplicación móvil desarrollada por Emergya, una consultora digital especializada en la aplicación de tecnologías para optimizar resultados, simplificar costes, resolver problemas específicos y cumplir desafíos mediante la innovación y creatividad.  En este sentido el Instituto de Tecnologías Educativas y de Formación del Profesorado (INTEF), ha desarrollado este proyecto con el objetivo de formar y actualizar los conocimientos de los profesores mediante la creación de pequeñas cápsulas de aprendizaje.

La App cuenta con más de diez mil descargas y está disponible en Google Play para sistemas iOS y Android. La misma se divide en diferentes secciones, de manera que se mejoren las habilidades, destrezas y competencias digitales de los docentes, en cualquier lugar, de forma rápida y sencilla.

Las secciones están orientadas a la búsqueda de información y alfabetización, comunicación y colaboración, creación de contenidos digitales, seguridad y resolución de problemas. Todas ellas responden a las Áreas del Marco de Competencia Digital Docente 2017 del INTEF, proyecto que nace en el año 2012 para dar respuesta a las necesidades observadas por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte de España, en relación a las indicaciones del Parlamento Europeo sobre competencias clave para el aprendizaje permanente del año 2006         (2006/962/CE).

El principal objetivo de este proyecto es “posibilitar que los profesores conozcan, ayuden a desarrollar y evalúen la competencia digital de los alumnos”, para lo cual es imprescindible formar en primer lugar a los docentes en las tan temidas TIC.

EduPills atiende y entiende a la perfección las necesidades del profesorado, creando contenidos específicos para la microformación en breves periodos de tiempo. Esta metodología activa permite a los educadores actualizar sus conocimientos y competencias digitales en poco tiempo (cápsulas de no más de 8 minutos) y en cualquier lugar, a la vez que promueve la implementación didáctica de las TIC en el aula, como eje transversal.

Desde mi punto de vista, las TIC han sido un lastre en la educación desde su llegada a las aulas, es decir, el rápido crecimiento de la tecnología, la aparición de otras tantas y su actualización constante, imposibilitaron en un momento entender su objetivo y finalidad. Al principio se entendía como una asignatura independiente, incluso no llegaba a ser materia obligatoria como tal. En mi colegio lo daban como algo extraescolar, para lo cual debías quedarte una hora adicional y pagar por esa formación. Poco a poco se fue integrando en el curriculum docente, sin entender su transversalidad, un par de horas a la semana para “golpear el teclado” y aprender a usar el Office. Finalmente se creyó que incluir las TIC en el aula era innovador, aparecieron las pizarras digitales, acceso a Internet, presentaciones en Power Point, sin darse cuenta que las clases seguían desarrollándose de la misma forma, lo único que había cambiado era la pizarra por una más moderna, sin tener en cuenta el potencial real de las tecnologías.

Afortunadamente la visión ha ido cambiando, y se ha identificado que las TIC no son el objetivo final, sino un medio para conseguir ese objetivo final que es, el aprendizaje significativo del alumno. Disponer de la más alta tecnología no hará que el alumno aprenda más y mejor, estas deberán ir acompañadas de metodologías educativas acordes a los nuevos tiempos y profesores formados para orientar en el uso y manejo de dichas herramientas.

Tal y como recoge la introducción del informe “Marco Común de Competencia Digital Docente”, la competencia digital es una de las ocho competencias clave que cualquier joven debe haber desarrollado al finalizar la enseñanza obligatoria para poder incorporarse a la vida adulta de manera satisfactoria y ser capaz de desarrollar un aprendizaje permanente a lo largo de la vida.

La competencia digital no sólo proporciona la capacidad de aprovechar la riqueza que ofrecen las nuevas tecnologías sino que es un requisito indispensable para participar de forma significativa en la sociedad de la información y la nueva economía del conocimiento del siglo XXI.

De esta forma EduPills se posiciona un paso por delante y emprende para “echar un capote” a los docentes, apoyándoles en su formación permanente. Estas cápsulas les permitirá disponer de una lista de competencias digitales mínimas docentes, les ayudará a usar recursos digitales de forma eficaz para la elaboración de tareas y les impulsará a transformar su entorno educativo mediante la concepción de las TIC como medio para el aprendizaje y no como un  fin en sí mismo.

Iniciativas como ésta son imprescindibles para lograr la revolución educativa que queremos, ahora bien ¿Qué iniciativas educativas se están llevando a cabo en la República Dominicana para la formación en competencias digitales de los docentes?

Podemos mencionar los proyectos de gobierno relacionados con la “República Digital” o también los llevados a cabo por instituciones como el ISFODOSU (Instituto Superior de Formación Docente Salomé Ureña), de ellos hablaremos en otro post. De momento te dejo pensando en proyectos de formación docente. Anímate y comparte con nosotros tu experiencia, el conocimiento es mejor cuando se comparte!

 

Por Izaskun Herrojo Salas | @Izaskun | Con Miel y Con Hiel Mass Media.

Like
6

About the Author

Izaskun Herrojo Salas
(Madrid, España). Licenciada en Documentación por la Universidad Carlos III de Madrid, Especializada en Documentación Informativa, Magíster en Tecnología, Aprendizaje y Educación e Investigadora en formación (Doctoranda) por la Universidad del País Vasco/ Euskal Herriko Unibertsitatea. Actualmente dirige el Departamento Hemeroteca-Biblioteca del Archivo General de la Nación y gestiona el Área de Servicios de la Biblioteca Juan Bosch. Anteriormente ha desarrollado su experiencia profesional en diversas productoras de televisión en España como: Gestevisión, Cuarzo, la Fábrika de la Tele, Atlas o Globomedia, gestionando la documentación audiovisual y sonora de programas de televisión y cine. Su vocación por la biblioteca y la cooperación le llevaron a ganar dos becas de la Universidad Carlos III de Madrid en temas relacionados con el voluntariado y la cooperación interuniversitaria en los años 2007 y 2009. Asimismo ha desarrollado proyectos solidarios en España, Chile, República Dominicana y Benin. Entre los años 2003-2006 desarrolló la iniciativa “la hora del cuento” en diversos colegios públicos de la Comunidad de Madrid.