Benjamin Thompson, Conde de Rumford, padre de la termodinámica

Like
1

Nacido en Woburn, Massachusetts, el 26 de marzo de 1753.
Muerto en Auteuil (cerca de París), el 21 de agosto de 1814.

Benjamín Thompson Rumford (más conocido como conde de Rumford) nació a solo tres kilómetros y medio del lugar de nacimiento de otro Benjamín, Benjamín Franklin , que nació medio siglo antes.

Su vida comenzó tranquilamente como aprendiz de comerciante en Salem y más tarde se marchó a Boston de asistente en otro al­macén. A los 18 años se casó con una viuda rica algo mayor que él. Todo le hubiera ido bien sí al estallar la Guerra de la Independencia Americana no se hubiera puesto de parte del rey.

Cuando las tropas británicas salieron de Boston, Thompson se fue con ellas (dejando atrás mujer e hijo) y se pasó la guerra en oficinas gubernamentales de poca importancia en Inglaterra, acabando en una corta permanencia en las aún resistentes colonias, como teniente coronel de las tropas del rey. Cuando la Guerra de la Independencia se acabó y las colonias eran ya Estados independientes, Thompson quedó en exilio perpetuo. En 1783 se fue a la Europa continental en busca de aventura, con el permiso de Jorge III.

Allí trabajó al lado del pretendiente de Baviera, a quien sirvió como administrador inteligente y capaz. El pretendiente quiso expresarle su gratitud en 1790 haciéndole conde. Thompson eligió ser conde de Rumford, pues ese era el pueblo natal de su mujer, cerca del cual había poseído una propiedad. Al servicio de Baviera, empezó a interesarse por cuestiones de calor y ello dio pie a su más importante contribución a la ciencia.

En el siglo XVIII el calor era considerado un fluido imponderable, como el flogisto. Lavoisier que acabó con el flogisto, continuó considerando el calor como un fluido que se podía verter de una sustancia a otra, y lo llamó calórico.

Rumford notó que al tornear cañones en las fundiciones de Baviera, los bloques de metal se calentaban muchísimo y tenían que ser constantemente enfriados con agua. La explicación ortodoxa de esto era que el «calórico» se desprendía del metal a medida que éste iba siendo rebajado y convertido en limadura la parte torneada. Rumford notó también que el bloque se seguía calentando mientras se estuviera torneando y que el «calórico» total desprendido de un modo continuo en esta faena era suficiente para fundir el metal si se volvía a «verter» de una vez al bloque. Esto significaba que el metal había desprendido más «calórico» que el que pudiera contener. De hecho, si los instrumentos de tornear no estaban bien afilados, y no hacían salir limaduras, el metal seguía desprendiendo «calórico» y se calentaba más que nunca.

La conclusión que Rumford sacó con esto fue la de que el movimiento mecánico del torno se convertía en calor y que por tanto el calor era una forma de movimiento. Hoy día se considera esto como cierto.

Rumford incluso trató de calcular la cantidad de calor producida por una cantidad dada de energía. De esta manera fue el primero que dio una cifra de lo que hoy se llama equivalente mecánico del calor que fue bastante superior a la correcta, siendo Joule quien medio siglo más tarde la acertara.

Las rencillas de la guerra napoleónica le hicieron creer prudente el volver a Inglaterra en 1799, donde sus hazañas científicas fueron reconocidas admitiéndosele así en la Royal Society.Aquel mismo año pesó dos cantidades exactas de agua, una en forma líquida y la otra helada y no pudo apreciar la más mínima diferencia de peso a pesar de que lo hizo con una balanza bastante exacta. Como quiera que el agua ganaba calor al licuarse y lo perdía al congelarse (como demostró Black ) el «calórico», si es que existía, no debía de tener peso alguno. El mito del flogisto empezó a flaquear al inducir la existencia de fluidos sin peso y este experimento de Rumford también debilitó la teoría del «calórico».

Rumford fundó la Real Institución y trajo a un joven llamado Davy como instructor, del que el mismo Rumford empezaba a dudar hasta que un día asistió a una de sus conferencias, lo que le hizo salir de toda duda; de hecho, Davy empezó a hacerse famoso con sus conferencias. Davy, además, había llevado a cabo experimentos que conducían a las mismas conclusiones que las obtenidas por Rumford. Davy hizo que el hielo en un sistema mantenido a un grado bajo cero fuera frotado mecánicamente. Según las teorías ortodoxas no había suficiente “calórico” en todo el sistema para derretir el hielo, pero de hecho se derritió y Davy concluyó que el movimiento mecánico se convertía en calor. Esta experiencia no menoscabó su valía en absoluto ante los ojos de Rumford (los historiadores de la ciencia dudan que el experimento se llevara a cabo tal y como lo describe Davy, a pesar de que éste creía firmemente en su funcionamiento como lo describe en su primera publicación).

En cualquier caso, los físicos de la época no quedaron convencidos ni por uno ni por otro experimento. La teoría del “calórico” que pareció encontrar un gran apoyo en el trabajo de Prévost y Berthollet aún perduró otro medio siglo hasta que cayó fulminada para siempre tras las teorías de Maxwell.

En 1804, Rumford se fue a París a pesar de que Inglaterra y Francia estaban en guerra y esta última había amenazado con una invasión. (En realidad, las pasiones políticas eran menos fuertes de lo que entonces aparentaban). Una vez en Parías, se atravesó en el camino del difunto Lavoiser por segunda vez. Después de dar pruebas en contra de la teoría del calor de Lavoisier (y después de enviudar de su primera mujer) se fue a casar con la viuda de Lavoisier. Fue un matrimonio tardío, él con algo más de 50 años y ella con algo menos, y no muy feliz. Pues a los cuatro años se separaron, comportándose más tarde Rumford de un modo bastante grosero al decir que con dicha mujer era difícil convivir y además, que Lavoisier después de todo tuvo suerte en morir en la guillotina. De hecho, es posible que el mismos Rumford no fuera precisamente un santo.

Artículo de Historia y Filosofía de la ciencia.

 

Like
1

About the Author

Zorisleidy Matos
Relaciones Públicas, Community Manager, Edición, Producción y Manager. Control Master.