Cazador, cazado.

Like

La controversia que generan los juegos de video vuelve a tomar las primeras planas de los diarios y las discusiones en los salones retornan en su máximo nivel. El debate de si son beneficiosos o no, para el desarrollo psicomotor del usuario entra con mayor acentuación luego del reciente lanzamiento de un juego de Realidad Aumentada.

Desde que Odyssey, la primera consola hogareña, fue lanzada al mercado por la compañía Magnavox en 1972, los juegos de videos han sido parte esencial del entretenimiento juvenil. Esta apodada “Brown Box” (Caja Marrón), utilizaba una pantalla con un scan de mapa bits, que se reproducía directamente por medio de la modificación de una señal de video; poniendo así en la mano del usuario común el primer “juego-video”.

El desarrollo de los mismos ha sido desde entonces, una de las empresas más productivas y consistentes en la historia de los inventos tecnológicos. Consolas, “ataris”, cabinas de pong; Nintendo, Sega, Wii; Realidad Virtual, Realidad Aumentada (RA), son solo algunos de los aparatos, compañías y sistemas operativos, que llegan a la mente cuando manejamos el concepto “juegos de videos”.

El juego de Realidad Aumentada (RA) Pokémon Go fue lanzado el 6 de julio en Nueva Zelanda y Australia y el 7 en Estados Unidos. “RA” es un concepto que define la visión a través de un dispositivo tecnológico de un entorno físico y verdadero combinado con elementos virtuales, creando así una “realidad mixta” en tiempo real.

Niantic, Inc desarrolló este videojuego para plataformas Android y iOS y su descarga es completamente gratis. El juego requiere que el usuario busque, capture, luche y comercialice los “Pokémon” que están difuminados en el mundo real.

La intensión de los creadores es que las personas vivan la experiencia del Anime, donde los protagonistas recorren el mundo descubriendo y atrapando toda clase de estos animales mutantes virtuales.

Los Pokémon aparecen justo como en la versión animada, en lugares que se adapten a sus condiciones especiales, ya que estos están clasificados según sus habilidades: tierra, agua y aire. Incluso, existen algunos que son “valiosos o especiales”, que solo aparecen en eventos meteorológicos extremos, ciclones, tornados, volcanes en erupción, hasta en terremotos y eclipses.

Y justo esta condición del juego es que le hace honor al título de este texto. ¿Se imaginan a un grupo de ciudadanos tratando de capturar a un Pokémon, en medio de un huracán? Un acto alocado y suicida, sin lugar a dudas.

El juego usa el GPS del teléfono para ubicar, tanto al usuario como al Pokémon, lo que obliga al jugador a estar constantemente con los ojos inmersos en la pantalla de su móvil, depende de la información geolocalizada mostrada en el aparato para encontrar a los graciosos muñecos virtuales, por lo que vemos a las personas caminando como marionetas en las calles de la ciudad.

El furor causado por Pokémon Go ya sobrepasa los niveles de la creatividad, y con tal de atraparlos, las personas han llevado su ingenio desde adaptar una bicicleta para poder encontrar y capturar, hasta convertir un dron en un caza pokemones. Los fascinados usuarios no han encontrado límites que les impida vivir aventura de la nueva Realidad Aumentada.

La fiebre del juego tiene a las personas invadiendo parques, como la multitud que se agolpó en el Central Park de la ciudad de New York la noche del viernes. O los dos hombres que irrumpieron dentro del cuartel de la Guardia Civil de Las Rozas, en Madrid, España, para “matar a un enemigo” pokémon, ambos fueron arrestados tras acceder a una zona restringida del destacamento.

Impactó su vehículo contra un árbol mientras jugaba “Pokémon Go”

El Departamento de Policía de New Hamspshire, Estados Unidos, intenta usar el juego de video para atrapar criminales. Planean usar a Chirizard, uno de los Pokémon más difíciles de capturar de juego, como carnada para que los infractores de la ley despistadamente se acerquen y aprehenderlos.

La Policía española, por ejemplo, publicó una serie de instrucciones sobre el uso correcto de la aplicación móvil, entre las que se destacan:

  • Hay que prestar atención a pasos de peatones, semáforos, vehículos, mobiliario urbano.
  • No provocar ni ser víctima de un accidente.
  • Está absolutamente prohibido atrapar Pokémon mientras conduces o montas en bici.
  • Respetar señales de tráfico.
  • Está prohibido acceder a propiedades privadas.

Y si diéramos un vistazo a las finanzas generadas para Nintendo, la escalada de la empresa se disparó a cifras récord en el mercado. Según el portal Blooomberg, la empresa multinacional dedicada a los videojuegos, superó por primera vez en su historia a Sony en el mercado de valores. “La capitalización bursátil de Nintendo superó los 39.800 millones de dólares, dejando atrás a Sony con sus 38.300 millones.” Señala el sitio Web.

Un joven en Palmview, Texas, amenazó a los distraídos usuarios con utilizar armas de paintball modificadas en contra de ellos si los encuentra en la calle. Tras el ultimátum de purga, el hombre fue arrestado por amenaza terrorista.

Con tal de capturar la mayor cantidad de Pokémons que sea posible, los amantes del videojuego han renunciado a sus trabajos, viajados cientos de kilómetros, descuidado sus responsabilidades, desafiado la autoridad, han sufrido accidentes, y hasta han arriesgado sus vidas.
La implacable búsqueda de los virtuales mutantes con la intención de capturarlos, tiene a millones de personas pululando en su entorno, con un embelezo tal, que la cacería se ha revertido, convirtiendo al impetuoso cazador de Pokémon en una frágil e indefensa presa del multimillonario juego de video.

 

 

AUTOR:

Like

About the Author

Rafael Henríquez
Director y Productor de Con Miel y Con Hiel Mass Media, Periodista, Cronista Deportivo, Locutor, Escritor.