Arbelt Pujols en su Curva Descendente.

Like
1

Con la salida del toletero dominicano Albert Pujols de los Cardenales de San Luis en el 2011, para firmar un contrato de 240 millones de dólares con Los Angelinos de Los Ángeles de Anaheim, se puede evidenciar una notable caída en sus estadísticas que más adelante mostraremos.

Si bien es cierto que ningún atleta puede mantener el nivel de calidad que el exhibido en su denominado “prime” o “pico de carrera”, no es menos cierto que el declive experimentado en los números del astro dominicano es apreciable y sobre todo preocupante.

 

Para dar un mayor grado de objetividad a nuestro análisis, veamos un cuadro estadístico basado en los denominados porcentajes de bateo. Dígase, promedio (AVG), Porcentaje de embasarse (OBP), Porcentaje de Slugging (SLG) y OPS (OBP + SLG).

San Luis                        Renglón                 Anaheim

328                                  AVG                       263

420                                  OBP                        325

617                                  SLG                        471

1,037                               OPS                        795

 

Se entiende como normal que al pasar de los años se produzca un descenso ofensivo en cualquier jugador, producto del factor edad y en su caso cambio de liga, etc. No obstante a eso, la merma en los principales renglones ofensivos del dominicano son motivos de preocupación, esto así porque, al revisar los principales renglones estadísticos en lo que respecta a los porcentajes de bateo y sus respectivas frecuencias, tanto en lo relativo a los cuadrangulares como a las remolcadas, debemos llegar a la obligada conclusión de que el dominicano ha pasado de ser un virtuoso del bateo a un bateador regular en las Grandes Ligas.

 

En lo que respecta a los cuadrangulares, con los Cardenales de San Luis el dominicano conectaba un cuadrangular por cada 14.2 turnos al bate, en tanto que, con los Angelinos de los Angeles de Anaheim, Pujols necesita casi 6 turnos más que los que necesitaba con San Luis para conectar un cuadrangular (19.40).

El mismo fenómeno se da con la frecuencia empujadora, a pesar de que reconocemos que este cociente es consustancial a la cantidad de corredores que el bateador encuentre en las bases al momento de agotar un turno; es decir, esta estadística está supeditada a la eficiencia, por así decirlo, de sus compañeros de equipo en lo relativo a la capacidad de embasarse. Veamos, con los Cardenales, Pujols, remolcaba una carrera por cada 4.7 turnos oficiales al bate y con Anaheim necesita tres turnos más para llevar al plato una carrera (6.0).

 

Este año Pujols sigue experimentando el mismo nivel de declive que se ha evidenciado desde su llegada a Anaheim. Su promedio de bateo está en .244, fruto de apenas 71 indiscutibles en 291 turnos oficiales al bate, tiene una considerable cantidad de cuadrangulares (14) y carreras remolcadas (49). No obstante, sus métricas ofensivas dejan mucho que desear (OBP .317, SLG .412 y OPS .729).

 

Por último, me atrevería a pronosticar que de seguir mostrando este notable descenso, el diestro jugador dominicano podría verse obligado a adelantar su retiro del juego, debido al alto profesionalismo exhibido.

 

Dicho todo esto, es más que evidente el declive del nuestro. ¿Y usted estimado lector, qué opina?

 

Nota: Las estadísticas aquí mostradas pertenecen a sus primeras 10 temporadas con los Cardenales y sus últimas 5 temporadas con los Angelinos. Las estadísticas utilizadas en este artículo fueron extraídas de la enciclopedia bibliográfica del béisbol, Baseball Reference.

AUTOR INVITADO.

Like
1

About the Author

Henry Arvelo
Periodista, Comentarista Deportivo.