UEFA Champions League, Coraje Vs Potencial

Like

Será la cuarta vez que la Copa de Europa se decida en el estadio Guiseppe Meazza de Milán.

Si un equipo logra decir presente en dos de las últimas tres finales disputadas en la mayor competición del fútbol Europeo, y en la reciente ocasión llega dejando en la orilla a cuatro equipos que terminaron líderes en sus respectivas ligas (Benfica, 1er lugar Portugal; PSV, 1er lugar Holanda; Barcelona, 1er lugar España; Bayern, 1er lugar Alemania), entonces podemos concluir que dicha presencia no se debe a una conspiración interestelar, mucho menos, a la osada decisión que tomo el emperador Julio Cesar de agregarle un día al calendario romano, sino más bien, al hecho de que cuando un combinado tiene ganas, garras y un buen director, llegar a la gloria, es algo que en gran medida depende de él.

Imagen de marca.com

Y si hay un conjunto que en este momento arropa a la perfección las cualidades anteriormente señaladas, no puede ser otro que el Atlético de Madrid. Para una plantilla que no cuenta con los nombres ni los presupuestos de la clase más privilegiada del fútbol europeo, lo conseguido hasta el momento, es propio del ímpetu que en el terreno ponen los dirigidos por Diego Pablo Simeone, quien el sábado buscará convertirse en el tercer entrenador “no europeo” en ganar la Copa de Europa.

Imagen por colchonero.com

Con un estilo criticado por demás, basado en la solidez defensiva y el desgaste físico-emocional del contrario, el Atlético se ha abierto paso entre los mejores clubes del mundo. Este sábado en San Siro, se medirá por el campeonato europeo frente a un rival que lo ha ganado en una decena de ocasiones.

Para el aclamado certamen, los rojiblancos  han montado una línea de juego que parte del supuesto de que su rival jugara al contragolpe. “Más o menos prevemos un Madrid esperando un poco atrás, intentando sorprender a la contra”, citaba el defensa Diego Godín.

Sin lugar a dudas, nadie juega mejor que el Atlético a la resistencia, su gran desafió radica en qué tan bien maneje el balón, puesto que para ganar tienes que marcar. ¿Qué tan capacitado está el Atlético para poner en la cancha un juego de ataque?  Esa es la gran interrogante que  tiene de frente el equipo colchonero, el cual después de la derrota en Lisboa, ha sumado cinco victorias y tres empates frente a la escuadra madridista.

 

 

La clave

¿Cuál ha sido la clave del éxito de un equipo que ha eliminado a los mejores clubes de fútbol,

aun cuando no cuenta con los nombres ni los presupuestos para equipararse a los mismos? Sin temor a equivocarme le atribuyo al señor Diego Pablo Simeone dicho crédito. En su vasto conocimiento del juego, ha desarrollado un talento para persuadir y liderar a sus jugadores, que hasta el más perspicaz de los entrenadores anhela.

Es que no existe un escenario mental que fomente más el ser competitivo, que el que Simeone presenta a sus jugadores, simple y llanamente representa un ejemplo de que cuando un instructor es dueño y amo de la voluntad de sus jugadores, muchas cosas buenas pueden pasar.

 

 Real  Madrid

El Real Madrid llega a San Siro dejando en el camino cuatro equipos de menor envergadura que los aniquilados por su rival. El equipo de Zidane materializó victorias ante El  Malmo, La Roma, Wolfsburg y Manchester City, primero, tercero, octavo y cuarto lugar de sus respectivas ligas.

Pero en la mente de los más escépticos, esas victorias no evidenciaron un juego dominante y certero, el conjunto no presento su nivel más óptimo. En especial el partido de vuelta en la semifinal, donde se mostraron muy conformistas, frente a un Manchester City sin ningún predicamento y sin ritmo.

De cara al sábado podemos decir que a la capacidad goleadora de Cristiano, y la progresión enseñada por Bale, se le sumará la estabilidad que brinda Casemiro en el medio centro, y lo demás solo es cuestión de que ellos mismos logren explotar todo el potencial que tienen a la mano.

Otro elemento que sin dudas debe detonar el Madrid es la capacidad de su técnico. Si bien decíamos que Simeone es el dueño absoluto de la voluntad de sus muchachos, también afirmamos que de lo único que es poseedor el eterno Zinedine Zidane, es de la voluntad de ver cómo sus jugadores ponen en el terreno lo que le dicten sus deseos.

Zidane debe demostrar que tiene control y estrategia, las garantías de un equipo en cualquier disciplina deportiva radica en su orden. El galo está llamado a imponerse sobre los caprichos de sus estrellas, y más importante aún, a enseñar una estrategia propia de un conjunto como lo es el Madrid.

El juego tímido frente al City no es pertenencia de la casa blanca, el Madrid es mejor con algo más de vértigo, más ambicioso, sus jugadores son más de arrollar que de controlar.

La final de San Siro es la final del coraje contra el potencial. La suerte está echada, el Atlético con su estilo, criticado pero dentro de los parámetros del juego limpio, buscara la gloria como mejor sabe hacerlo; el Madrid, que con un registro de 14 encuentros en Milán nunca ha conseguido ganar, creo que tiene el potencial para llevar al Bernabéu se undécima copa de Europa, y evitar quedarse otra temporada, con las manos llenas de derrotas.

 

AUTOR:

Like

About the Author

José Miguel Almonte Vargas
Radio Host - Voz Comercial, Escritor de Cine y Deportes.